Jugar

Jugar

El juego es la forma en que los niños pequeños aprenden. Es una de las cosas más importantes que los padres pueden hacer para ayudar a los niños a crecer inteligentes y saludables. Jugar ayuda a los niños a:
Cuando los niños son apoyados y alentados por sus padres, hermanos y abuelos, adquieren confianza en sus habilidades para correr, saltar y jugar. Cuando la actividad física es divertida para todos, ¡nadie querrá quedarse fuera! Los niños aprenden mientras te miran y juegan. ¡Así que haz que el tiempo de juego sea divertido!

Consejos para jugar con su bebé

Los juguetes están en todas partes

Su bebé crece y aprende haciendo cosas diferentes. El juego es una gran manera para que aprenda diferentes habilidades. No tiene que comprar juguetes caros, ¡use lo que tenga en casa! Los vasos de plástico, las cucharas de madera, los libros y los materiales de arte son excelentes juguetes y actividades para que su hijo juegue.

Salte

Jugar con su bebé es una de las mejores maneras de ayudarlo a aprender y ayuda a construir su relación. No solo le encantará pasar tiempo contigo, sino que también se divertirá aprendiendo de ti y viéndote hacer cosas diferentes.

Muévanse

Anime a su hijo a jugar con juguetes que lo hagan moverse, como pelotas blandas o cajas grandes para gatear. Cuanto más se mueve, más se desarrolla físicamente y aprende a trabajar su cuerpo.

Explorar

Salir al aire libre con su hijo es una excelente manera de que aprenda sobre el mundo que lo rodea. Le encantará ver todos los colores, animales y flores que ve. El aire libre es un lugar maravilloso para aprender.

Fomentar la independencia

Su bebé necesita su amor y apoyo a medida que crece, pero también es importante que aprenda a jugar solo e independientemente. El juego independiente seguro y supervisado ayuda a desarrollar la confianza en sí mismo y le enseña cómo explorar su entorno a su propio ritmo.

Ideas para jugar

Recién nacidos a los 12 meses

Cucú o Peek-a-Boo. Escóndete detrás de tus manos, una toalla o incluso un pañal. A medida que su bebé crezca, es posible que se ría y se mueva de emoción. El cucú le enseña que estás ahí incluso cuando no puede verte. También está aprendiendo a predecir lo que harás a continuación.

Cantar y bailar. ¡Escuchen música! Las investigaciones muestran que escuchar música puede ayudar con las habilidades lingüísticas y matemáticas. Intente reproducir diferentes tipos de música para ver qué le gusta a su bebé. Baila con tu bebé. ¡Esto también puede ser divertido para mamá y papá!

Jugar con la pelota. Dele una pelota a su bebé y déjelo explorar. Una pelota pequeña que quepa en su mano (pero que sea demasiado grande para caber en su boca) le ayudará a probar sus habilidades para empujar, alcanzar y agarrar. Pruebe bolas con diferentes colores y texturas. Eventualmente, su bebé aprenderá a enrollarlo, colocarlo en una caja y sacarlo nuevamente. 

Niños pequeños de 12 a 24 meses

¡Ponerse activo! A esta edad, su niño pequeño se mueve más y el juego activo es una excelente manera de usar su energía y desarrollar su movimiento y coordinación. Pruebe lugares al aire libre como parques y áreas de juego donde pueda correr y trepar con seguridad. En un día lluvioso, intente hacer una carrera de obstáculos en el interior con almohadas o cojines.

Nombra esa melodía. Su hijo está mejorando en la imitación de palabras y sonidos. Pruebe canciones con palabras que rimen y vea si su niño puede cantar. ¡Y no se olvide de bailar! Esta es una gran manera de hacer que esos brazos y piernas se muevan.

El juego de aparentar. Su hijo comenzará a usar su imaginación cuando juegue con juguetes. Cualquier cosa puede ser un juguete, incluidas cucharas o platos de plástico, cajas de zapatos o carritos de juguete. Siga el ejemplo de su hijo y déjelo que le dé ideas mientras juega.

Manos ocupadas. Su niño pequeño está aprendiendo cómo hacer que las cosas funcionen. Pintar con los dedos, colorear, y jugar con plastilina son actividades que les permite usar sus manos y dedos.

Niños pequeños de 24 a 36 meses

Familiares y amigos. A esta edad, los niños son más sociables y empiezan a jugar entre ellos. Visite el parque del vecindario o la casa de un primo. Su hijo comenzará a aprender a compartir. También puede aprender nuevas habilidades observando a otros niños.

Actuarlo. Su niño pequeño está empezando a usar su imaginación mucho más. El juego de simulación puede ser divertido con disfraces u otros artículos. Una escoba puede ser un caballo o una manta puede ser una alfombra mágica. Unase a la diversión. A su hijo le encanta cuando usted se involucra.

Juego Tranquilo. El juego de niños no tiene que estar lleno de acción todo el tiempo. Su hijo disfrutará escuchar historias o dibujar. Estos continúan ayudándolo a aprender habilidades de lenguaje e imaginación. La crayolas, el papel y las pinturas son excelentes actividades. O incluso arena, masa o plastilina.

es_ESSpanish